×

diariolibre.comEl Tívoli GLP, un todocamino orientado al ahorro de combustible

En la prueba realizada con este vehículo, los cálculos reflejan que pagando unos 25 dólares de GLP, también conocido como Autogas, el coche puede recorrer unos 400 kilómetros, unas cifras insuperables con cualquier otro tipo de combustible.

El GLP, muy extendido en algunos países de la Unión Europea, como Francia o Italia, es una mezcla de gases licuados -propano y butano- que son obtenidos durante la extracción y destilación fraccionada del petróleo de crudo.

Según la marca, con la alimentación de gasolina y el depósito de gas a tope, la autonomía del Tivoli GLP supera los 1.200 kilómetros.

El ahorro con el Tívoli está más que garantizado, pero, además, tiene otro aspecto muy positivo, porque el Autogas es mucho más respetuoso con el medioambiente que los automóviles propulsados por gasolina o diesel.

Este todocamino emite respecto a los gasolina un 15 % menos de dióxido de carbono (C02) y un 68 % menos de óxido de nitrógeno (NOx).

La tasa de CO2 es algo menor en el caso del CO2, con un 10 %, pero se acentúa en el caso de los perniciosos NOx, porque el porcentaje de reducción llega al 96 %, al que suma una disminución de la emisión de partículas a la atmósfera a casi cero (99 %).

La dualidad de este Tívoli se logra con la instalación de un sistema completo de alimentación de gas. Esto es un depósito que ocupa el hueco de la rueda de repuesto, aunque podría añadirse otro cilíndrico restando maletero, y un sistema de inyección que se suma al original del vehículo, pero, a diferencia, el de gas es de funcionamiento mecánico, mientras el de gasolina es electrónico.

Para completar el sistema se añade al lado de la boca de carga de gasolina la válvula para la recarga de gas, con una boca específica que ha de ser cambiada si se viaja a otros país, porque este estándar es diferente, y se ha de adquirir el suplemento adecuado.

La marca debería facilitar la información necesaria y hasta la adquisición de este suplemento con el tiempo suficiente para el operativo.

El sistema incorpora medidas de alta seguridad para evitar sobre todo la acumulación de gas en el maletero. Si hubiera una fuga, altamente improbable, el sistema la conduce hacia el exterior, haciendo desaparecer el riesgo de explosión por concentración de gas.

Además, el depósito, para añadir más seguridad al sistema, sólo se llena al 80 % para evitar el riesgo de una sobrepresión interior.

Pero el Tivoli no es sólo ahorrador y más ecológico. Es un coche que llama la atención en la carretera y fuera de ella. SsangYong ha trabajado mucho esta faceta y no deja indiferente a nadie.

El bastidor ha sido desarrollado específicamente para este modelo y, por tanto, no se trata de una derivación de un vehículo del segmento B.

La marca ha empleado cuatro años para desarrollar este SUV, del que se han realizado cinco prototipos hasta la versión definitiva.

Así, en el terreno del diseño, el frontal del vehículo dispone de defensa bitono, luz diurna LED y faro proyector y banda lateral cromada y, en la parte trasera, cuenta también con luz diurna y de frenado LED, paragolpes bitono y antiniebla trasero central.

En el lateral, son destacables los pasos de rueda bitono, las nervaduras “acentuadas”, el techo flotante o la cintura alta de este SUV.


Fuente:diariolibre.com | 26/6/16 12:00:00 a. m.

Ver las noticias filtradas por : tívoli | glp | todocamino | orientado | ahorro | combustible |


Ver otras noticias