×

elcaribe.com.doLas reflexiones del CONEP

El presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, Rafael Blanco Canto, escogió el almuerzo de la Cámara Americana de Comercio como escenario para presentar al país un importante planteamiento sobre la necesidad de promover un mayor nivel de institucionalidad.

Presentó una agenda que debe llamar a la reflexión a todos los dominicanos interesados en el progreso del país. Resumo a continuación, manteniendo sus propias palabras, los cuatro puntos centrales de su propuesta:

El primer pilar es la aprobación de una nueva Ley Electoral que marque las reglas de los procesos electorales de manera clara, haciéndolos cada vez más organizados, transparentes y evitando el uso y abuso de los recursos del Estado. Acortar los tiempos de campañas, para garantizar mayor tranquilidad en el país y para reducir los costos de las mismas. Los altos costos se convierten en una barrera de exclusión para muchos dominicanos de talento, capacidad y trayectoria que no tienen la oportunidad de postularse por limitaciones económicas. También, garantizar un acceso equitativo a los medios de comunicación y a los espacios publicitarios, y una mayor regulación de los mismos no sólo durante los períodos de campaña electoral, sino los períodos preelectorales.

El segundo pilar es la aprobación de una ley de partidos que establezca procesos institucionales para la selección de las autoridades de los partidos políticos y los candidatos a posiciones, con reglas claras que garanticen la transparencia, el orden y los mecanismos institucionales que permitan a su militancia ejercer el derecho al voto.

El tercer pilar es la aprobación de una ley de responsabilidad fiscal, que establezca un mayor rigor en el uso del Presupuesto Público y en el cumplimiento de los topes presupuestarios, los déficits y la deuda pública. Es fundamental una apropiada regulación del uso de los fondos del Estado para la campaña electoral. Esta es una preocupación elemental para el sector privado, puesto que el aumento desmedido del gasto público durante períodos electorales, ha sido una de las causa principales de reformas o parchos tributarios.

El cuarto pilar es la plena independencia y fortalecimiento de las instituciones llamadas a regular el proceso electoral y a garantizar el cumplimiento de las leyes, pues las normas por sí solas no bastan. Debemos establecer mecanismos transparentes y plurales para la designación de sus titulares. La sociedad no permitirá que los partidos continúen repartiéndose políticamente estos órganos vitales para la democracia: Junta Central Electoral, Tribunal Superior Electoral, Cámara de Cuentas y Altas Cortes. Se hace necesaria la elección de autoridades confiables en cada área, que tengan trayectoria y carrera, pero sobre todo independencia. Proponemos que su selección sea a través de concursos abiertos para la participación de aquellos que se destaquen por su capacidad y méritos.
El discurso de Blanco Canto merece la atención de todos.


Fuente:elcaribe.com.do | 1/7/16 12:00:00 a. m.

Ver las noticias filtradas por : reflexiones | conep |


Ver otras noticias